EFA participa en el webinar de Propyme “Alistando la Operación Renta 2024 y las claves de la Firma Digital”

Carlos Chandía

En su presentación “Puntos de atención para cierre del año tributario de tu Pyme”, realizada en el marco del webinar ProEmpresas “Alistando la Operación Renta 2024 y las claves de la Firma Digital”, organizado por Propyme, el experto Carlos Chandía, miembro del Comité Tributario de Empresas de Servicios Financieros AG, EFA, dijo que en la operación renta que se llevó a cabo este año, pese a la incertidumbre que había ha habido una mayor comprensión. “La mejor comprensión ha facilitado un buen desarrollo de la operación en sí”, dijo.

Además, afirmó, se vio una “mejor consolidación de los regímenes tributarios del artículo 14 de la ley de impuesto a la renta, mejor comprensión de declaración de impuestos bajo el modelo actual, mayor familiarización con la ley 21.210 sobre modernización tributaria, entrega por parte del SII de una cantidad importante de la normativa interpretativa asociada y explicativa, consolidación del modelo de requerimiento a agentes informantes mediante las declaraciones juradas (DDJJ); aprendizajes que todo el equipo contable y tributario debe analizar sobre su situación particular de la operación renta anterior y replicar, mejorar o corregir”.

Según una encuesta realizada por Nubox, el 47% de los profesionales podrían asegurar que les fue “Regular” y un 6% que les fue, derechamente, “mal” en la Operación Renta AT23. “¿A qué podemos atribuir esta percepción? Nosotros hicimos una rápida encuesta y todos llegaron a que hay una cantidad de situaciones que se generan que impiden el éxito en la operación renta, tales como errores en la información, información fragmentada, por ejemplo”, apuntó Chandía.

También mencionó otras dificultares como:

  • Errores en los criterios contables utilizados;
  • Declaraciones mensuales no presentadas o mal presentadas;
  • Declaraciones Juradas mal conceptualizadas y planificadas;
  • Desorganización y poca previsión;
  • Contribuyentes con poco apego al cumplimiento normativo;
  • Falta de sistemas, o de buenos sistemas;
  • Incomprensión del modelo o proceso tributario;
  • Incomprensión de los objetivos de la tributación;
  • Falta de asesoramiento correcto.

Proceso tributario 2024

Frente a esto, Chandía dijo el proceso tributario 2024 parte por comprenderlo. Y uno de los errores en la información genera problemas como, envío de datos erróneos o sin validación alguna, por ejemplo, Libro de Remuneraciones Electrónico (LRE) a la Dirección del Trabajo, mal cálculo de impuestos de retención y recargo de sueldos para el impuesto único, formularios 29 mal declarados, formularios 50 mal determinados y mal declarados, no tener toda la información disponible, entre otras”.

También señaló que se debe comprender que los criterios contables son importantes. En este sentido, destacó que se debe estar atento a:

  • No considerar el proceso de conciliación bancaria
  • “Mezclar” gastos personales de los socios con gastos de la empresa
  • “Acortar” la información contable con un plan de cuentas “resumido”, pues lo que requiere la Operación Renta es precisión en la información.
  • Contabilizar una existencia como activo fijo o viceversa
  • Utilizar un mal criterio de costeo
  • No considerar que los dineros de la empresa son de la empresa y no de los socios. La contabilidad está obligada a explicar cada peso ($), que entra o sale de su caja o banco y ello se realiza mediante el respaldo correcto de cada movimiento.

Chandía recordó que La Ley 21.453 promulgada el 10 de junio de 2022 y que aplicó por primera vez en la información proveída por el SII a los Contribuyentes, consiste en que los Bancos e Instituciones Financieras deben informar al Servicio cuando un cuentacorrentista registre un movimiento diario, mensual o semanal igual o superior a UF 1.500. “Esto es fundamental porque la UAF está sumamente pendiente del lavado de activo, por tanto, todos los movimientos bancarios superiores a 1500 UF, que es bastante habitual, usted va a estar obligado a registrarlos”.

La importancia de comprender las Declaraciones Juradas

Constituyen la llave de acceso al modelo de gestión tributario impulsado por el Legislador. La DJ es una presentación solemne que carga antecedentes relevantes con el fin de posibilitar algoritmos que crucen información de un Contribuyente aceptando sus datos, o bien generen discriminantes u observaciones o impugnaciones. Una Declaración Jurada es una manifestación verbal o escrita que hace un Contribuyente sobre un hecho en particular y constituye un juramento ante la autoridad requirente, por lo tanto, el contenido de la misma es asumido como cierto, bajo el criterio de la buena fe”, explicó.

Y, finalmente, destacó que es fundamental comprender la variable del control fiscalizador, pues el SII se encuentra en un proceso de apertura al uso de nuevas herramientas informáticas con el objeto de generar información útil para los fines fiscalizatorios y sancionatorios. “En lo particular consiste en comprender y relacionar correctamente el marco general impositivo con la realidad propia del contribuyente. Comprender que la Operación Renta es un proceso, no es una actividad marginal”.

Publicaciones Similares