Regcheq explica cómo prevenir el lavado de activos, potenciar la transparencia y generar valor

Lavado de activos

En webinar para socios el CEO, Cristóbal Concha, dio algunas claves

“Con la nueva Ley de delitos económicos se abre una caja de pandora”. Así lo afirmó Cristóbal Concha, CEO de Regcheq, socio estratégico de EFA en el webinar a socios llamado: “Cómo prevenir el lavado de activos, potenciar la transparencia y generar valor”.

La incorporación de más de 200 nuevos delitos con responsabilidad penal, coloca a Chile dentro de un estándar OCDE. Lo más relevante, según el ejecutivo, es que “aumenta y grava la responsabilidad de los directores y principales ejecutivos de las compañías, siendo mucho más estricta en su calidad de peso de prueba en un juicio”.

En efecto, la norma obliga a enfrentar directamente la responsabilidad a los cargos directivos y gerenciales con sus máximas penalidades dentro de la ley. Por ende, “aumentará la criminalización.Es decir, nos podemos ver afectados a que clientes o proveedores puedan llevar adelante demandas criminales. Y eso abre otra arista, y es que tenemos jueces que no son expertos en materias económicas y hoy el aumento de este catálogo de responsabilidad va a requerir conocimiento”, dijo Concha.

Importancia de la “cultura compliance”.

En el webinar, el experto explicó que será muy importante desde ahora que las empresas en las que trabajamos puedan dar un sello de cultura de compliance. Es decir, que cada uno de los colaboradores tengan una cultura de cómo la empresa hace los negocios y cómo debe ser el comportamiento de compliance. “Eso es ya una mitigación de riesgo. Junto con esto, se suma el tema de daños reputacionales que en economías chicas como la chilena es muy complicado recuperar”, afirmó.

Los delitos económicos se van a dividir en 4 categorías: corrupción, contrabando, narcotráfico y estafas.

Según informes de inteligencia financiera de 2021 y 2022 presentados por la Unidad de Análisis Financiero (UAF), los eventuales delitos base identificados en corrupción llegan al 38,5%; contrabando a 16,4%; narcotráfico a un 15,6% y las estafas abarcan un 13,9%.

Mientras que los sectores más fiscalizados son:

  • Administradoras de Fondos de Inversión (21,7%),
  • Empresas de factoring (18,5%),
  • Empresas de transferencia de dinero (15,9%),
  • Casas de cambio (11,5%),
  • Empresas de gestión inmobiliaria (7%),
  • Otros (25,5%).

Los reportes de operaciones sospechosas han aumentado, y eso dice que se está controlando más, y que la UAF se está haciendo cargo de esa información adicional que se le está entregando: está investigando, oficiando, aumentando sus equipos y ocupando una inteligencia cada vez más especialista en análisis de data, incorporando a sus equipos especialistas en estas materias”, afirmó Concha.

Por lo mismo, “estamos frente a un regulador cada vez más robusto y técnico. Y el desafío de las empresas es estar tranquilos con esas fiscalizaciones mediante la adopción de tecnologías y procesos eficientes para responder de buena manera a las nuevas exigencias”.

Y si bien dijo que los procesos para gestión de cumplimiento pueden ser agobiantes por los cientos de riesgos que hay que mitigar en la actualidad, deben ser incorporados para que ´conversen´ con este regulador que se está automatizando para tener más información de sus fiscalizados. “Por eso es relevante tener flujo de información basado en tecnología que automatice los procesos para poder enfrentar la fiscalización e identificar riesgos y posibles comisiones de delitos al interior de mi empresa”.

Cómo enfrentar una fiscalización

El CEO de Regcheq explicó que han podido ver de cerca lo que hoy está mirando la UAF y cuál es el “check list” que va haciendo. Hay varias cosas que hay que tener presente:

  1. Políticas y manuales de prevención del delito y lavado de dinero que deben ser actualizadas y aprobadas por el Directorio. “Hay un plazo de 14 meses para implementar todo lo que pide esta Ley, pero hay que hacerlo lo antes posible”.
  2. Cómo incorporar controles dentro de mi política. “Hay controles que son más fáciles de incorporar, pero hay otros delitos que son más complejos. Por ejemplo, temas ligados a la libre competencia y medio ambiente, muchos de los cuales pueden tener directa relación con la naturaleza del negocio”.

Asimismo, añadió que se debe revisar que dentro de la empresa se estén realizando todos los cruces con las diversas bases de datos que está exigiendo el regulador.

“Las revisiones de fichas de clientes; los procesos de due dilligence, porque se ha visto que hay falencias en estos procesos. Muchas veces son manuales y por tanto caen en el desuso y son procesos que el regulador está mirando mucho. Y, por último, la revisión del detalle de las operaciones, tener consolidada y ordenada toda esa data”.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *